‘Desmitificando el Far West’ (II)

_DSC3829_baja

A continuación reproducimos la segunda parte de la entrevista que mantuvimos con motivo de la organización de una exposición sobre esta temática en el museo Thyssen de Sant Feliu de Guíxols y que recogía destacadas pinturas y elementos vinculados con aquella realidad y que pudimos visitar. Las reflexiones mantenidas en esta entrevista nos permiten hacernos una idea algo más aproximada de lo que verdaderamente fue y supuso la ‘Conquista del Oeste’.


¿Qué hay de verdad en aquellas películas y qué de mentira en el reflejo de aquella realidad?
Generalizar es complicado pero el mundo del western, a grandes rasgos, reproduce el concepto de colonización y llegada a la tierra prometida. Esto está muy presente en aquel tipo de películas. También la hostilidad que supone la adaptación a un nuevo medio o la exageración del “indio malo”, que por supuesto no es malo sino que se revela frente a la ocupación de su territorio. Los prejuicios que aparecen reflejados en los westerns de los años 40 y 50 se corrigen en las películas que luego se hacen más tarde y que, por ejemplo, sí reproducen las malas relaciones que existieron entre franceses y blancos americanos. Antes, en los westerns se describía siempre a un hombre blanco unido en su lucha contra los indios.

El comisario de esta exposición escribe en relación a la exposición y el modo de vida indio: “Caminar en la belleza, armonizando tierra y cielo, cuerpo y espíritu”. ¿A qué se refiere con esta expresión?
Cuando el comisario, Miguel Ángel Blanco, utiliza esta expresión para describir la relación del indio con la tierra, yo no dejo de pensar en Holderlín. Así que para mí no es tan lejana. Se refiere a un ideal romántico de vida que habla de estar en comunión con el mundo, verlo antes del pecado original, en su estado primigenio, en una relación de igual a igual, en armonía. Igual se trata de una visión idílica pero, de hecho, va muy de la mano de aquel periodo, en el siglo XIX, que es la época romántica. En esta exposición, tal vez la obra más realista sea la de Bodmer que aún hoy es uno de los grandes referentes para cualquier persona que quiera estudiar el estilo de vida indio. Nosotros tenemos algunos de sus grabados, que han servido como modelos para otros artistas pero también como fuente documental de primer orden.

¿Podría especificarnos algunas de las características igual menos conocidas de aquel estilo de vida indio?
Podríamos hablar, por ejemplo, de algo poco conocido como es el rol de la mujer. Nosotros tenemos una obra que se refiere a su papel, concretamente en la tribu de los crow. Sharp, pintor que aparece en esta muestra y que tiene contacto con esa tribu desde pequeño, reproduce a las mujeres como verdaderas mulas de carga. Es decir, que el papel de la mujer también era bastante desigual. Se ocupaba de todas las tareas del campamento, del montaje y desmontaje de los tepees (tiendas indias), de preparar todos los enseres…

¿Se trataba también de sociedades muy machistas?
Sí, por supuesto. Siempre se habla del guerrero y el chamán. Nunca se usa el género femenino.

¿Ha cambiado su papel en las reservas indias que todavía hoy existen?
Seguramente sí, pero no sé hasta qué punto. La mujer habrá intentado buscar un rol más igualitario en este tiempo.

Hace un tiempo en un reportaje leíamos que en las reservas indias actuales existen graves problemas de paro, alcoholismo…
Sí, es cierto. Se trata de otro de los muchos problemas de Estados Unidos todavía hoy no resueltos. A nivel institucional ha habido importantes mejoras en el enfoque de la cuestión india pero siguen persistiendo problemas bastante graves.

Volviendo a aquellas tribus, parece que los mayores tenían un peso relevante.
Existía un respeto por la voz de la experiencia. Aquí tenemos una obra de Atkins Macneil, que se llama “El juramento del sol”, que es preciosa y de gran ternura, y que reproduce al anciano de la tribu iniciando al niño que va a pasar a la edad adulta mediante el dominio en el manejo del arco. ¿Quién le enseña? Su maestro, que es el mayor. Me gusta utilizar el término “niño” porque son unas sociedades donde la adolescencia no existe: se pasa de la infancia a la edad adulta mediante este tipo de rituales. La adolescencia, como etapa en la maduración de la persona, solo existe en las sociedades occidentales desarrolladas.

Utilizan la palabra “edénica” para referirse a aquellos nuevos territorios. ¿Por qué?
Sí, nos referimos de este modo al concepto de tierra prometida, paradisíaca. Nos sirve para hablar de un mundo con todo por hacer, de un mundo nuevo y precioso.
Mediante algunas de las pinturas que exponemos, tratamos de reflejar aquella tierra como un espacio maravilloso y fantástico.

_DSC3855_baja

Y las ciudades, ¿cómo era la vida en ellas, prácticamente con unas estructuras administrativas muy básicas?
Sí, efectivamente. Se trataba de ciudades con apenas la figura del sheriff, el saloon como espacio social… Todo era muy incipiente. Según cuenta el comisario de la exposición, la permisividad con las armas en Estados Unidos arranca en aquella época. Es por cosas como ésa que vale la pena conocer aquel Salvaje Oeste, para comprender aspectos y actuaciones que a ojos europeos nos pueden chocar. Se trataba de ciudades sin ley o en las que tú eras la propia ley. Eran ciudades pequeñas donde todo el mundo hacía de todo y que fueron creciendo a medida que acogían a aventureros. Todo era muy precario y muy alejado de las ciudades que uno podía encontrarse en el siglo XIX en Europa: había verdaderamente un abismo. Y esto todavía pone más de relieve la extraordinaria velocidad a la que se han desarrollado. La gente que llegaba o era muy ambiciosa o tenían mucho que dejar atrás.
Es interesante también reseñar el enfrentamiento que se produce entre los primeros colonos y la segunda oleada de inmigración. Nos encontramos primero con latifundios que progresivamente se convierten en minifundios y que obligan cada vez más a vallar el territorio. Los problemas de exceso de población de la Costa Este empiezan también a trasladarse al Oeste. Vale la pena, en este sentido, echar un vistazo al mapa de Estados Unidos y comparar cómo son las fronteras de los estados del este con las del oeste. Las del Este son fronteras naturales y las del Oeste están trazadas con regla, como también vemos en África y como pasa en cualquier territorio colonizado, donde no se tiene en cuenta a quién divides.
En Estados Unidos las fronteras no generan problemas con las tribus indias porque ya habían sido forzadas a desplazarse pero sí se producen entre los propios colonos. Todos estos choques, además, tienen lugar en un momento donde la Administración todavía no es capaz de alcanzar todo el territorio.

En la sociedad americana tienen todavía hoy mucha fuerza los mitos del cowboy, el explorador, el pionero…
Sí, el cowboy es el símbolo de la conquista del Far West, siempre acompañado de una figura clave como es el caballo. Nosotros, en esta muestra, tenemos obra escultórica del artista Remington que encumbra la contribución del caballo en aquella conquista de nuevos terriorios. Vemos al cowboy con su caballo, cabalgando solitario, aventurero…

No sé si esta figura solitaria da pie luego al hiperindividualismo, self-made man, tan americano y que tanto ensalzan…
Totalmente. Está muy presente en su filosofía y estilo de vida. En este sentido es interesante destacar una de las esculturas de Remington en la que el cowboy se está cayendo del caballo. Es importante porque inmortaliza un error, un momento de debilidad, algo impensable en el arte europeo y que de alguna manera entronca con uno de sus ideales y es que no importa cuántas veces te caigas sino que cada vez te levantes.

Estamos recordando muchos mitos de aquella época que todavía hoy son fácilmente visibles, reconocibles, en el carácter americano pero, ¿cuál ha sido la huella dejada por sus ciudadanos originarios, por aquellos indios de entonces?
Sobre todo, lo que queda corresponde a los que por entonces eran los colonizadores.
Es cierto que hay poco de aquellos indios pero tampoco hay gran cosa de muchas otras minorías hoy presentes en Estados Unidos.
Sea como sea, yo reivindico el valor de las minorías y de las diferencias. Espero y deseo que los indios vuelvan a ser más visibles. //


También te pueden interesar:

_DSC3932

(E) Desmitificando el ‘Far West’ (I)

_DSC7551

(E) ¿Por qué Sherlock Holmes es el detective más popular de la literatura universal? (I)

 

 

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: